Teóricos y Escuelas Andragógicas

Por: Mario Arturo Galván Yáñez
Facilitador en GENCH Consultores

 
gench-aprendizaje-en-adultos
 

La andragogía, como disciplina académica, ha tenido varios e ilustres exponentes, de entre los cuales sobresale, el primer lugar, Eduard C. Lindeman, pionero en la educación informal de los adultos, quien fue el primero en proponer un enfoque sistémico mediante lo que llamó “las claves del aprendizaje en los adultos”, a saber:

 

  1. El adulto se motiva a aprender cuando tiene alguna necesidad
  2.  

  3. La disposición para aprender está centrada en la vida
  4.  

  5. El adulto tiene la necesidad de autodirigirse de forma profunda
  6.  

  7. La edad es un factor que explica el incremento de las diferencias individuales

 

“El adulto requiere saber con certeza las razones por las cuales algo se aprende.”

 

Por su parte, Malcom Knowles, quien es considerado el padre de la educación de los adultos, propuso que la antropogogía es el arte y ciencia de ayudar a los adultos a aprender, de su obra se destacan los siguientes puntos:

 

  1. El adulto aprende de forma diferente al niño, de manera que el facilitador debe adecuar y usar un proceso de enseñanza-aprendizaje distinto.
  2.  

  3. El adulto requiere saber con certeza las razones por las cuales algo se aprende.
  4.  

  5. El adulto debe ser participante activo de su propio aprendizaje y responsabilizarse de sus propias decisiones e involucrarse en la planeación y evaluación de su aprendizaje.
  6.  

  7. Toda experiencia previa en el adulto da las bases para el aprendizaje.
  8.  

  9. El adulto se interesa en tópicos que son relevantes por su relación directa con su trabajo o su vida personal.
  10.  

  11. El aprendizaje en los adultos se centra en los problemas de situación, más que en los contenidos propiamente teóricos.
  12.  

  13. El adulto responde mejor a motivadores internos que externos.

 
gench-educacion-en-adultos
 

La andragogía se sustenta en tres principios básicos (Adam, 1984: 4):

 

Participación. La idea es que el adulto no es un simple receptor, por ello la necesidad de que interactúe con sus compañeros a través del intercambio de experiencias que le permitan una mejor asimilación del conocimiento. Lo anterior posibilita que el adulto tome decisiones en conjunto y actuar sobre tales decisiones realizando trabajos o tareas específicas.

 

Horizontalidad. Esto significa que el facilitador y el estudiante tienen rasgos cualitativos o condiciones similares, tales como la adultez, la experiencia, el conocimiento, la capacidad crítica y analítica de los contenidos dados, de manera que se pueden comprender a cabalidad, la disposición a participar, la conciencia del deber, derechos y obligaciones, y la capacidad de debatir; la diferencia está en los aspectos cuantitativos, es decir, en el grado distinto de desarrollo de la conducta observable.

 

Flexibilidad. Dado que cada adulto posee de forma previa toda una carga educativa, formativa y de experiencia, se parte del principio que el tiempo de aprendizaje debe de ser acorde a sus aptitudes y destrezas particulares.

 

“La antropogogía tiene múltiples aplicaciones como estrategia dentro del proceso de enseñanza-aprendizaje en las universidades y en los procesos de capacitación de las empresas dado su interés en comprender las necesidades de los participantes…”

 
gench-motivacion-en-adultos
 

La antropogogía tiene múltiples aplicaciones como estrategia dentro del proceso de enseñanza-aprendizaje en las universidades y en los procesos de capacitación de las empresas dado su interés en comprender las necesidades de los participantes y tomarlas en cuenta cuando se diseñan los contenidos y estrategias de interacción maestro-contenidos-estudiante. Pero también podemos hablar de logros en el adulto, el primero es el que se logra a nivel personal, dado que enfrentar nuevos retos significa una suma de esfuerzos en pos de una meta concreta, cuando se llega al resultado esperado se da el enriquecimiento de la experiencia del aprendizaje, indicador del cumplimiento de un proyecto de vida; a nivel profesional el hecho de adquirir nuevas competencias deriva en un mejor desempeño laboral gracias a un mejoramiento en el espíritu creativo y de innovación dado por la obtención de resultados positivos y efectivos.
 
Bibliografía


Adam, F. (1984). “Universidad y educación de adultos. En Siete visiones de la educación de adultos”, Pátzcuaro, México, CREFAL, pp. 86-93, [En línea] http://www.crefal.edu.mx/crefal2012/images/stories/publicaciones/retablos_papel/retablo_papel1.pdf
 

Deja un comentario

Call Now Button