¿Qué son las habilidades blandas?

Por: Mario Arturo Galván Yáñez
Facilitador en GENCH Consultores

 
Gench Consultores - Habilidades Blandas Trabajo en Equipo
 

Cuando nos integramos al campo laboral y ocupamos un puesto determinado en una empresa, nuestras obligaciones y sueldo dependen, en primera instancia, del conocimiento técnico especializado, destreza y competencias específicas con las cuales desempeñamos de manera eficiente nuestro cargo o profesión, estas habilidades son conocidas como Competencias Duras o Hard Skills. De acuerdo a Ernesto Yturralde, las Competencias Duras son “las destrezas técnicas requeridas o adquiridas para desempeñar determinadas tareas o funciones y que se alcanzan y desarrollan mediante la formación, capacitación, entrenamiento y en el ejercicio de las funciones” (Yturralde, 2016).

 

Las Competencias Blandas o Sociales o Soft Skills son habilidades sociales, se trata de actitudes necesarias para tener una buena interacción social, para escuchar activamente, para hablar, para comunicar, para liderar, estimular, delegar, analizar, juzgar, negociar y llegar a consensos, trabajar en equipo, motivar, automotivarse, tener conciencia de los valores, la salud y seguridad, para orientar. Se trata de habilidades transversales que incluyen la crítica, la sindéresis, la ética, la capacidad de adaptación al cambio y la resilencia (Yturralde, 2016). Si ponderáramos la relación existente entre habilidades duras y blandas en un proyecto exitoso, podríamos afirmar que el 15% le pertenece a las destrezas duras, en tanto el 85% le correspondería a las blandas (Matus y Gutiérrez, 33).

 
Gench Consultores - Habilidades Blandas Comunicar
 

“…el problema no reside en el manejo del conocimiento científico o técnico, ni siquiera en que las personas no sean innovadoras, agresivas o brillantes en sus ideas: el problema es que muchas de estas personas tienen muy poco o nada desarrolladas sus habilidades blandas…”

 
¿Por qué son importantes?


Sin embargo y pese a su gran valor, el común de los profesionistas en las áreas empresariales no consideran como necesario el incluir las habilidades blandas como parte de su formación profesional y su desempeño laboral, con lo cual es común que estas personas tengan una incapacidad para integrarse, trabajar en equipo, comunicar sus ideas y ser líderes asertivos. De acuerdo a Elineth Morera Campos hay estudios que muestran que gran parte de los problemas en la administración de proyectos se deben a un mal manejo de los recursos, de directivas poco claras, poco compromiso entre las personas involucradas y una mala comunicación que deriva en conflictos entre las distintas áreas (Morera Campos, 2).

 

Tales dificultades, a decir de Álvaro Silva Madrid, generan una gran diferencia entre el desarrollo cognitivo, racional e intelectual y el desarrollo emocional entre profesionistas y empleados de distintas compañías, y tal diferencia provoca, en última instancia, que grandes ideas y propuestas, con un fuerte impacto potencial, no se realizasen por una inadecuada gestión de la comunicación o motivación entre los jefes y los subalternos. En todos los casos, afirma Silva Madrid, hay un denominador común: un inadecuado manejo de la inteligencia emocional (Silva Madrid, 1). Como se advierte, el problema no reside en el manejo del conocimiento científico o técnico, ni siquiera en que las personas no sean innovadoras, agresivas o brillantes en sus ideas, el problema es que muchas de estas personas tienen muy poco o nada desarrolladas sus habilidades blandas, cuyo resultado es que no son líderes con la capacidad suficiente para llevar a cabo proyectos de manera eficaz, se tenía, esos sí, jefes con poder dado por su organización, pero nula autoridad, otorgada por sus colaboradores. (Silva Madrid, 2)

 
Gench Consultores - Habilidades Blandas Liderazgo
 

“Un adecuado desarrollo de las habilidades blandas es importante, pues permite la conformación de equipos de alto desempeño y proyectos líderes en un ambiente de cambio y presión constante.”

 

No basta entonces con el conocimiento tradicional, se necesita de elementos emocionales traducidos en habilidades y competencias que permitan una adecuada interacción con los otros y con uno mismo. Las empresas modernas son altamente competitivas, cuyos clientes están al día en cuanto a la información en torno a la calidad de los productos y servicios que se ofertan y que adquieren en el mercado, son conscientes de su poder y por ello mismo tienen una escasa o nula lealtad. Por su parte, los recursos humanos de las compañías están conformados por jóvenes profesionistas, preparados y ambiciosos, con una clara conciencia de lo limitado de su vida laboral útil, esto provocará que gran parte de ellos se conviertan en freelancers o tengan una gran movilidad en la estructura de sus compañías, ocupando diversos puestos en poco tiempo, yendo de una compañía a otra o cambiando continuamente de mercado. En esta situación es fácil ver que los ejecutivos se encuentren constantemente bajo una gran presión ante el peligro constante de las bajas ventas, por esto es que un adecuado desarrollo de las habilidades blandas es importante, pues permite la conformación de equipos de alto desempeño y proyectos líderes en un ambiente de cambio y presión constante (Silva Madrid, 2).

 

¿Cuáles son las habilidades blandas?


Los jóvenes profesionistas y toda persona que, en general, se encuentre dentro del campo laboral industrial y empresarial, deberá complementar su formación en distintas competencias blandas, tales como comunicación asertiva, la capacidad de relación e integración de equipos, la adaptabilidad y flexibilidad, el emprendimiento, el enfrentamiento y resolución de problemas, el liderazgo y formación de equipos de alto desempeño, la gestión del cambio, el trabajo en equipo, la orientación al cliente o la optimización de recursos y relaciones interpersonales, entre otras (Silva Madrid, 3). Se trata de nuevas destrezas que, de incorporarse, traerán como resultado efectos positivos inmediatos (Singer, Guzmán y Donoso, 1).

 
Gench Consultores - Habilidades Blandas Análisis
 

¿Cómo se potencian las habilidades blandas?


De acuerdo a Magdalena Silva, mediante talleres con metodologías distintas e innovadoras que permitan el trabajo en equipo y la colaboración interpersonal a través de actividades programadas y pensadas que estimulen la comunicación, tales como ejercicios grupales, lúdicos, actividades extralaborales, comunitarias, al aire libre y juegos, todas pensadas en el desarrollo de la creatividad de los recursos humanos (Silva, 22).

 

¿Cómo se evalúan las habilidades blandas?


Mediante un seguimiento a mediano y largo plazo, a través del acompañamiento directo en el cual el trabajo del instructor se articule con el de los psicólogos y orientadores. Otra alternativa es el establecimiento de una estrategia individual que permita observar el progreso gracias a la aplicación de entrevistas, con ello se podrá tener un indicador sobre las mejoras en las relaciones interpersonales (Silva, 22-23).

 

“Un líder capacitado podrá discutir proyectos y encaminará las buenas ideas de los empleados.”

 

En conclusión


El desarrollo de habilidades blandas tiene una doble ventaja en el ámbito empresarial. Del lado de los empleados, les permite no sólo tener un mejor desempeño laboral, más eficiente y con mejores resultados en el corto, mediano y largo plazo, sino también en el aspecto personal y familiar: les hace ser individuos más felices, más completos, más competitivos y satisfechos consigo mismos al constatar que son mejores personas, abiertas al diálogo y con mayor disposición el todos los ámbitos de su vida. Del lado de los empresarios y patrones la ventaja no es sólo tener recursos humanos más eficientes, felices y plenos en su trabajo y vida personal, pues las habilidades blandas le permiten convertirlo en un verdadero líder, alguien que tiene la capacidad de motivar y dirigir a personas.

 

De acuerdo a Alistair Cox (Top Management), se pueden enumerar por lo menos cuatro ventajas que un líder obtiene al promover las habilidades blandas entre su equipo de colaboradores:

  • Se le da un mayor lugar a la visibilidad, esto es, se cambia el correo electrónico por el trato personal, dándole más peso a las habilidades blandas y con ello haciéndolas participar de los valores empresariales, a la par que los conocimientos técnicos.
  •  

  • Promueve una cultura de la apertura en la cual el ambiente empresarial permita la confianza en el intercambio de ideas. Un líder capacitado podrá discutir proyectos y encaminará las buenas ideas de los empleados. Se trata de construir una cultura en la cual líderes y empleados coadyuven en la creación constante de ideas nuevas.
  •  

  • Un líder sabe escuchar adecuadamente. Gracias a la tecnología, es posible estar disponible en todo momento, pero la disponibilidad requiere de una correcta gestión de las conversaciones que se generen, es importante evitar todo tipo de distractores mientras se habla con un empleado si no se quiere enviar un mensaje equivocado.
  •  

  • Un líder entrenado en habilidades blandas es alguien que sabe usar su Inteligencia Emocional (IE): mostrará una conciencia y una resistencia que le ayudarán a relacionarse exitosamente con quienes le rodeen, sabrá identificar las habilidades dignas de reconocimiento de sus empleados o compañeros y podrá establecer las retroalimentaciones positivas cuando una buena idea se proponga.

 
Gench Consultores - Habilidades Blandas Calidad
 

Bibliografía


Matus, Omar y Antonio Gutiérrez, “Habilidades blandas: una ventaja competitiva en la formación tecnológica” [en línea], consultado: 21 de julio de 20016, http://www.jint.usach.cl/sites/jint/files/art._9_print_v2n1jint006-15_v3.0.pdf


Morera Campos, Elineth, “Factores de éxito en la gestión de proyectos relacionados con las habilidades blandas de los estudiantes de Informática de la ULACIT” [en línea], consultado: 21 de julio de 2016, http://www.ulacit.ac.cr/files/careers/119_factoresdexitoenlagestindeproyectosrelacionadosconlashabilidadesblandasdelosestudiantesdeinformticadelaulacit.pdf


Mujica Leiva, Julio, “Habilidades blandas, No. 1” [en línea], consultado: 21 de julio de 2016, http://www.selectum.cl/publicaciones/documentos/HBN%C2%B01,enero2015,Aprendizajedehabilidadesblandas.pdf


Top Management, “¿Por qué las habilidades “suaves” de los trabajadores no son tan suaves?” [en línea], consultado: 21 de julio de 2016, http://topmanagement.com.mx/las-habilidades-suaves-los-trabajadores-no-suaves/


Silva, Magdalena, “Habilidades blandas, fundamentales para el desarrollo personal” [en línea], consultado: 21 de julio de 2016, http://www.cide.cl/documentos/Revista_educar_Habilidades_blandas_MJValdebenito.pdf


Silva Madrid, Álvaro, “Competencias blandas en la formación de los ingenieros” [en línea], consultado: 21 de julio de 2016, http://www.ici.ubiobio.cl/ccei2007/papers/54.pdf


Singer, Marcos, Ricardo Guzmán y Patricio Donoso (2009), “Entrenando competencias blandas en jóvenes” [en línea], consultado: 21 de julio de 2016, http://www.inacap.cl/tportal/portales/tp90b5f9d07o144/uploadImg/File/PDF/Entrenando_Competencias_Blandas_en_Jovenes.pdf


Yturralde, Ernesto (2016), Habilidades blandas [Página Web], consultado: 21 de julio de 2016, http://www.habilidadesblandas.com/
 

Deja un comentario

Call Now Button